jueves, 19 de octubre de 2017

RESTAURACIÓN DE LOS CUADROS DE LA CRIPTA











               Nuevamente el artista local Guillermo Durá ha realizado una actuación de restauración en la ermita de Castalla, en esta ocasión han sido los lienzos que se hallaban en la cripta, pues se hallaban en un pésimo estado de conservación. Estos lienzos fueron cedidos por diversas familias de Castalla al párroco D. Toribio Sellés, pretendiendo éste aparte de evitar su pérdida el realizar un pequeño museo o exposición en la mencionada cripta.

              Es muy de agradecer la labor que este artista de Castalla está realizando en las obras pictóricas de la parroquia de Castalla, ya que además de invertir su tiempo en recuperar piezas prácticamente perdidas, ha querido correr él mismo con los gastos que esta restauración ha llevado tanto en los oleos como bastidores de los lienzos y algunos marcos.

              Todos los que habíamos visto los lienzos antes y después de su restauración hemos quedado realmente maravillados de cómo se ha podido pasar de un deterioro tan grande a quedar en perfecto estado. Ha sido un trabajo delicado, minucioso y muy complicado, llevando mucho tiempo su elaboración ya que se llevaron a su estudio en diciembre de 2016 y se recogieron en agosto de 2017. Próximamente serán recolocados en su lugar, estudiando la posibilidad de realizar una iluminación conveniente en la cripta y acondicionarla para que pueda ser visitada y quien lo desee pueda contemplar este formidable resultado. A continuación pongo el escrito con las valoraciones que el propio artista ha realizado sobre su actuación.










COLECCIÓN DE CUADROS DE LA CRIPTA DE LA  ERMITA


La colección de cuadros de la cripta  de  la ermita está formada por 12 lienzos pintados al óleo  y se inició  al finalizar  la última restauración de la ermita, realizada en la década de los años 70. La idea de  formar  una colección de cuadros correspondió al señor retor de Castalla, D.  Toribio Sellés  Calvo, que pensó que el espacio de la cripta era idóneo para colgar una colección de pintura. La colección de cuadros fue posible gracias  a la aportación   de los cuadros,  propiedad de diferentes familias   que  los  guardaban  en los domicilios particulares.

Los lienzos, de temática religiosa, carecen de firma y no es posible saber que artistas ejecutaron las obras y  en qué años se realizaron, pero por las conversaciones  con las personas de edad, se calcula que probablemente se realizaron a finales del siglo XIX o principios de XX. La información que nos ha llegado ha sido poco concreta, pero se sabe que los cuadros  se  pintaban por encargo  de los  particulares. Los lienzos están realizados por  varios artistas  que deberían trabajar asociados en un mismo taller. La calidad pictórica de los  lienzos  varía de unos  trabajos a otros.

  En el  estudio previo a la intervención se pudo apreciar  que los  lienzos se encontraban en un lamentable estado  de  deterioro, debido a la mala conservación y  lamentable manipulación a la que habían sido sometidos. Algunas obras tenían  rotos  los bastidores y los marcos, la gran suciedad de polvo, cera,  manchas de yeso y restos de pintura blanca impedían hacer una valoración exacta  de las obras . Algunos lienzos habían sufrido grandes golpes que habían perforado el lienzo. Las pérdidas de la capa pictórica  era notable en algunos cuadros, así como la pérdida de la imprimación del lienzo,  lo que  provocó el desprendimiento  de la pintura en incontables pequeños puntos, repartidos por toda la superficie de los lienzos. La mala calidad de los materiales utilizados en la realización de los cuadros acentuó  el deterioro de las obras  con el paso de los  años.

Los trabajos de recuperación se realizaron sobre  el conjunto de cada  obra, incluidos los marcos y bastidores, ya que   los diferentes elementos que componen los lienzos  se encontraban muy deteriorados.

  Los trabajos se realizaron en tres fases:

  Se restauraron los marcos y se  sustituyeron por otros nuevos   los que se encontraban  en estado de imposible  recuperación. Finalmente se  trataron con anti carcoma los marcos que se encontraban afectados.

 Se fabricación  nuevos bastidores  para los lienzos que se encontraban con el soporte roto.  Se efectuó la colocación de doble tela para los lienzos que lo precisaban  y se parchearon   las roturas de los lienzos.

 Por último se reintegró  la capa pictórica perdida, empleando el método ilusionista (o de imitación).
La  colección de lienzos  de la cripta de la ermita  es un  reflejo de la cultura popular de una época en la que el profundo sentimiento religioso de los habitantes  de Castalla les hacía  sentir un gran aprecio y  valoración a la tenencia de imágenes religiosas, sobre todo si  estas representaciones tenían   un valor artístico, como eran los cuadros de pintura al óleo y  las imágenes de talla en madera.

 Los lienzos de esta colección,  aunque no sean de  un gran valor artístico,   tienen el valor representativo  de una época en la que el Arte Sacro tenía una alta valoración y formaba una  parte esencial en la devoción popular.

La recuperación del Arte Sacro   permitirá conservar el arte que albergan nuestros templos y transmitirlo a las futuras generaciones como un preciado legado histórico-artístico.

Guillermo Durá Gisbert
















jueves, 24 de agosto de 2017

DATOS CRONOLÓGICOS Y NOVENA A NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD

     (Dosel que se preparaba para la Patrona en fiestas antes del 1936)
         
      
              Del día 22 al 30 de agosto tiene lugar en la ermita de la Preciosísima Sangre la novena a la Patrona la Virgen de la Soledad como preparación a las fiestas de moros y cristianos que se celebran del 1 al 4 de septiembre en su honor.
              En esta entrada, tal y como afirmé en la anterior, voy a narrar algunos datos sobre el principio del culto y  patronazgo de la Virgen de la Soledad, pero como algunas de las referencias que he encontrado son confusas e incluso alguna contradictoria, he pensado ceñirme a lo que está documentado y posponerlo hasta tener plena certeza de que estas sean fidedignas, por ello lo que sí puedo afirmar con seguridad es lo siguiente:
 

1577: En las actas de la constitución de la cofradía de la Preciosísima Sangre establecía la obligación de hacer las procesiones de Semana Santa, el orden en que salían las imágenes y los gremios (por ello se deduce que ya salía en procesión)

1577: San Juan de Ribera siendo arzobispo de Valencia exige que el Sábado Santo se le cambie el manto negro por otro blanco. (Hay constancia de los nombres de las primeras vestidoras)
1708: Es bajada en rogativas a la parroquia por una plaga de langosta. (Estas rogativas se solían realizar solo a los patronos).
 

1719: Es bajada en rogativas por sequía.

1737: El Ilustrísimo Señor D. Andrés Mayoral, arzobispo de Valencia concedió 40 días de indulgencia a quien rezara una Salve delante de esta Santa Imagen.

1748: Es bajada en rogativas por terremotos.
 


Entre estos años se les exige a los frailes mínimos no tengan cofradía ni altar dedicado a la Virgen de la Soledad.

1752-1757: Permanece estos 5 años en la Parroquia por la construcción de su camerino. (Tras la solemne procesión de subida con hogueras por toda la ciudad, el castillo, plaza de la ermita etc. con disparo de salvas de arcabucería y repetición en los años sucesivos; posible principio de las actuales fiestas de moros y cristianos en su honor).
 
 

1834: Es bajada en rogativas por la primera epidemia de cólera.

1854: Es bajada en rogativas por la segunda epidemia de cólera.
 

1854: Compone José Pérez de Sarrió los gozos

1856: Regalo de un manto nuevo blanco por el religioso mínimo D. José Ibáñez Rico (actual manto de fiestas)
 
 

1856: Se construye un mecanismo por el que la imagen sale del anda procesional y asciende y desciende lentamente hasta la hornacina-camarín de la parroquia.
1873: Estrena andas en el día de Pascua de Resurrección sufragadas por el anterior fraile mínimo.
 
 
 


1898: Estrena corona nueva “Propiedad de D. Vicente Torró Donat y familia”.

1901: Se estrenan los primeros trajes típicos de “castelluts” para llevar a la Virgen en las procesiones de septiembre.
1914: Después de 2 años de gran sequía se le hacen rogativas (no hay constancia de sí es bajada a la Parroquia o si son en la Ermita), después de las intensas lluvias acontecidas el 7 de Junio se organiza una gran fiesta votiva en acción de gracias.
 
 
 

1936: Es destruida la antigua imagen de la Virgen de la Soledad.

1939: Es recibida la nueva Imagen, obra del escultor D. Vicente Rodilla, de Valencia, en la finca denominada “La senia de Torró”, de donde salió en solemne procesión para entrar en la ciudad.

 


1940: Es construido un nuevo retablo-hornacina en su ermita por haberse destruido el antiguo en 1936.

1941: Regalo del ramillete de plata que lleva entre las manos por parte de Isabel Bellot.

1964: Es colocada la imagen expuesta al culto por primera vez en el centro de su camerino, sin hornacina.
1965-66: Permanece un año en la parroquia por obras de restauración en la Ermita.
1970-71: Estrena nuevas andas, adaptadas con jardineras para poder llevar flores en las procesiones y se suprimen las velas en sus faroles, siendo estos iluminados con gas, posteriormente con pilas y después con batería.
1980: El Viernes Santo estrena un manto negro, replica del destruido en el año 1936.
 
 
 

1981: Estrena conjunto de 8 faroles nuevos.


1982: El 1 de Mayo es bendecido el nuevo museo donde guardar y exponer todo lo referente a la Virgen por el Obispo D. Pablo Barrachina
 
 
 


1982: Se realiza un conjunto de andas para fiestas (réplica de las destruidas en el año 1936) e imagen de la Virgen (por no ser la anterior de talla completa) obra del artista imaginero Francisco Buiza de Sevilla.
 
 


1982: Es coronada canónicamente el 2 de septiembre por D. Pablo Barrachina y Esteban, Obispo de Orihuela-Alicante, estrenando para la ocasión una nueva corona (regalo de sus portadores “els majordoms”) y componiendo un himno para el evento D. Salvador Payá.
 
 
 


1982: Es recuperado el novenario que se realizaba en la 8ª de Pascua y trasladado a los días que anteceden a las fiestas Patronales celebradas en su honor del 1 al 4 de septiembre.
 
 
 


             En este año 1982 la imagen de la Virgen recorrió todas y cada una de las calles de la población, sin ninguna excepción, para ello se dividió todo el casco urbano en nueve sectores, los que visito cada día del novenario. Todos los habitantes de Castalla contribuyeron, aportando cada uno su granito de arena (y algunos, capazos), engalanando y decorando las calles por donde tenía que pasar y montando un altar de campaña en cada uno de los nueve sectores  en el que se celebró la novena y Misa, ofrecida cada día por los difuntos de las calles del sector por el que había transcurrido la Virgen.
 
 
 


1988: El 21 de marzo se aprueban los estatutos de la cofradía” Virgen de la Soledad” por el Imo. Sr. Obispo D. Pablo Barrachina y Esteban.
 
 
 


1990: El 9 de abril el Ilmo. Sr. Obispo D. Francisco Álvarez y Martínez acepta y decreta la primera propuesta presentada por la cofradía sobre las dos imágenes presentadas al culto, esto es: La imagen de 1939 se expondrá al culto público dentro de la ermita y la de 1982 será utilizada para cualquier traslado, procesión, acto o culto que tenga lugar fuera de la ermita.  

2001: Estrena manto nuevo de Pascua.
 
 


2002: El 2 de septiembre son bendecidas las nuevas andas de Pascua por el Señor Obispo D. Victorio Oliver.
 2011: Permanece casi un año en la parroquia por obras de restauración en su camerino.
 
 


2012: Se bendice y se le dedica una nueva campana.
 
 
 







2014: Por sustitución del piso de la parroquia,  es celebrada la procesión del Encuentro y el culto del mes de mayo en la iglesia del convento y finalizado este al no poder regresar a su ermita por obras en el acceso a ésta, permanece en el convento hasta el día 31 de agosto, fecha en que es re bendecida e inaugurada  la iglesia tras las obras, siendo todo ello presidido por la Patrona. Es la primera vez, o al menos que haya constancia en que en una misma mañana es sacada por dos veces en procesión. 1º Traslado convento-iglesia para dicha celebración (presidida por el Obispo de la diócesis D. Jesús Murgui). 2º  Traslado iglesia-ermita para el día siguiente celebrar sus fiestas con toda normalidad.








              En la actualidad este novenario se celebra en la ermita de la Preciosísima Sangre y se sigue ofreciendo cada día por los difuntos habidos durante el año, pertenecientes a los sectores en los que se dividió la población en ese 1982, siendo estos los siguientes:


 



Día 22:  Avenida.
 Día 23: Cuartel-Polideportivo.
Día 24: Ayuntamiento-Calle Mayor.
Día 25: Punta la Peña- Chorro.
Día 26: Calle Biar- Trinquet Vell.
Día 27: Barrio Eras.
Día 28: Barrio Escuelas.
Día 29: Barrio Convento.
 Día 30: Centro Población.

Díass laborables: 19.30 h.
Sábados y domigos: 18.30 h.



Y los toques para el novenario serán los siguientes:


08:01 horas: Toque del alba , àngelus en las 3 Iglesias.
08.02 horas: Volteo campana ermita y pequeñas parroquia y convento.*
13.01 horas: Toque del àngelus en las 3 Iglesias.
13.02 horas: Volteo campana ermita y pequeñas parroquia y convento.*

        
                    Días laborables
19.30 horas: 1r Toque de a  Novena y Misa. (sólo en la ermita).
19.45 horas: 2n Toque con volteo a  Novena y Misa. (sólo en la ermita).
20.00 horas: 3r Toque a  Novena y Misa. (sólo en la ermita).


        Sabados y Domingos
 
18.30 horas: 1r Toque de a  Novena y Misa. (sólo en la ermita).
18.45 horas: 2n Toque con volteo a  Novena y Misa. (sólo en la ermita).
19.00 horas: 3r Toque a  Novena y Misa. (sólo en la ermita).

    

21.01 horas: Toque del àngelus en las 3 Iglesias.
21.02 horas: Volteo campana ermita y pequeñas parroquia y convento.*
*Estos volteos con las tres campanas pequeñas de la localidad son para recordarnos que estos días están especialmente dedicados a Nuestra Señora la Virgen de la Soledad Gloriosa por estar celebrándose su novenario como preparación para las próximas fiestas mayores.